sábado, 11 de noviembre de 2017

Contra el viento

Habíamos aplazado una semana la excursión de hoy, eludiendo la lluvia anunciada. Pero nos esperaba un cierzo de aupa. A pesar de ello, la caminata ofrecía atractivos que han recompensado el esfuerzo.
Tras un café en Plasencia del Monte, partíamos de Sarsamarcuello con una larga subida, aunque con pendiente moderada.
Enseguida, ante nosotros una panorámica impresionante de la Hoya de Huesca, con el pantano de la Sotonera al fondo, que íbamos a disfrutar durante toda el trayecto.
Primera parada en el Castillo de Marcuello, cuyo torreón amenaza desplomarse con la próxima ventolera.
En esta zona nos han sobrevolado varios grupos de buitres.
El camino ha sido llano en casi todo el recorrido restante hasta nuestra meta, el Mirador de los Buitres.

Desde allí, una visión espectacular y lateral de los Mallos de Riglos. A sus pies, el pueblo de Riglos; más a la izquierda, Murillo de Gállego. Serpenteando en azul, el río Gállego surcando las tierras amenazadas por el proyecto de embalse de Biscarrués.

Breve parada en el mirador para hacer las fotos de rigor. El viento allí era cosa seria.

Y la vuelta, por el mismo camino de ida, nos ha ofrecido nuevas vistas de los mismos lugares, ahora soleados.
La comida, compartiendo tortillas y otras viandas, frente al Castillo de Loarre, cuya estampa, no por conocida, dejamos de admirar.
Al regresar, en un balcón, encontramos el recordatorio de la lucha de estas tierras contra el pantano. Parece la premonición de una próxima actividad de nuestra asociación. Será en el próximo trimestre.
Reportaje (por Javier Melús)

No hay comentarios:

Publicar un comentario